Mini pizzas de cebolla caramelizada con Queso de Cabra Quillayes

Once Cenas Picoteos

Autor: Chef Quillayes
Dificultad:        

Preparación

1. Mezclar la harina con una cucharada de sal. En un bowl aparte mezclar una taza de agua tibia con la levadura. Poner la harina sobre la mesa en forma de volcán y de a poco echar el agua con levadura en el “cráter”. Amasar con las manos hasta obtener una masa homogénea. Cuando esté lista, ponerla en un bowl, taparla con un paño de cocina y dejarla reposar por 30-60 minutos en un lugar seco y caliente.


2. Mientras la masa reposa, cortar la cebolla en juliana. En un sartén a fuego bajo con un poco de aceite y/o manteca, freír la cebolla. Agregar una pizca de sal y una de azúcar para sumar un toque de dulzura. Para que queden caramelizadas la idea es que la cocción sea lenta: la cebolla no puede quedar con bordes negros y su textura no debe ser crocante.


3. Cuando haya pasado el tiempo de reposo de la masa, estirarla sobre una superficie plana, su grosor debe ser de menos de un centímetro. Con un vaso cortar la masa en mini pizzas. Colocarlas en una placa para horno aceitada, sobre cada una colocar un puñado de cebollas y el Queso de Cabra Quillayes cortado en pedacitos.


4. Poner la fuente en el horno a fuego fuerte por cinco minutos o hasta que la masa se dore y el queso se derrita. 5. Cuando estén listas, espolvorear las mini pizzas con merkén, orégano, aceite de oliva y/o algunos brotes verdes para dar un toque de frescura.


Ingredientes Quillayes

Ingredientes

  • 1 Queso de Cabra Quillayes
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (1 extra para decorar de forma opcional
  • 500 gramos de harina sin polvos
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • Sal, pimienta, azúcar, merkén y orégano a gusto

Preparación

1. Mezclar la harina con una cucharada de sal. En un bowl aparte mezclar una taza de agua tibia con la levadura. Poner la harina sobre la mesa en forma de volcán y de a poco echar el agua con levadura en el “cráter”. Amasar con las manos hasta obtener una masa homogénea. Cuando esté lista, ponerla en un bowl, taparla con un paño de cocina y dejarla reposar por 30-60 minutos en un lugar seco y caliente.


2. Mientras la masa reposa, cortar la cebolla en juliana. En un sartén a fuego bajo con un poco de aceite y/o manteca, freír la cebolla. Agregar una pizca de sal y una de azúcar para sumar un toque de dulzura. Para que queden caramelizadas la idea es que la cocción sea lenta: la cebolla no puede quedar con bordes negros y su textura no debe ser crocante.


3. Cuando haya pasado el tiempo de reposo de la masa, estirarla sobre una superficie plana, su grosor debe ser de menos de un centímetro. Con un vaso cortar la masa en mini pizzas. Colocarlas en una placa para horno aceitada, sobre cada una colocar un puñado de cebollas y el Queso de Cabra Quillayes cortado en pedacitos.


4. Poner la fuente en el horno a fuego fuerte por cinco minutos o hasta que la masa se dore y el queso se derrita. 5. Cuando estén listas, espolvorear las mini pizzas con merkén, orégano, aceite de oliva y/o algunos brotes verdes para dar un toque de frescura.


Más Recetas

0